Lea

Escritora: María Domínguez

Ilustradora: Melitina

 

 

Lea era una dragona que creía en el amor. Siempre había creído, pero sobre todo creyó sin ningún tipo de dudas cuando conoció a Leo y se enamoró perdidamente de él.

 

El día que lo conoció era un día cualquiera, pero se convirtió en especial porque Leo dejó una huella imborrable en su vida.

 

Su mirada tierna y dulce era capaz de acariciarle el alma, y eso…¡nunca lo había hecho nadie!

Lea deseaba estar siempre con Leo, paseando, leyendo, hablando de mil cosas, riéndose mucho, admirando un atardecer…. O volando juntos por el mundo.

 

Y aunque supo que no podría estar todo el tiempo a su lado –porque cada uno tenía su vida- decidió acariciarlo suavemente con pompas de jabón, para que siempre recordara ese momento mágico.

 

Mientras Lea soplaba y soplaba con su pompero, las pompas iban saliendo majestuosas, amorosas, caprichosas… y Leo sentía cómo también Lea le acariciaba el alma. Y supo entonces que aunque cada uno volara por un lugar del mundo diferente, siempre, incluso estando muuuuuuy lejos, se acariciarían el alma.

 

Leo también se había enamorado de Lea.

 

 

¿Quieres escuchar este cuento en la voz de Pilar?