Casimiro

Texto: Blanca Lacasa

Ilustración: Daniel Montero Galán

 

 

El dragón tragón

 

 

Soy Casimiro,

el dragón comelibros.

 

Me pirra el verso

y lo como en exceso,

aunque una buena novela

me haga perder la cabeza.

 

Es tal mi pasión por la lectura

que, a mi paso, ya nadie se chamusca;

pues lo que yo escupo son letras

y eso nunca a nadie quema.

 

En el mundo de los dragones

no tenía muchos amigotes:

no expulsar fuego y humo

no estaba bien visto en absoluto;

así que abandoné Dragonlandia

antes de terminar la secundaria.

 

Y aparecí, ya ve usted, en este lugar

lleno de libros a reventar,

en el que este dragón glotón

lleva ya diez años haciendo el remolón.

 

¡Y es que no hay mejor compañía

que una buena librería!

 

 

Daniel Montero Galán
Madrid, 1981.

Daniel Montero Galán nació de una forma prematura, a la temprana edad de cero años. Su cabeza siempre estuvo llena de pajarracos. Con la edad se iban reproduciendo, y a estos se les fueron sumando todo tipo de criaturas, haciendo un gran estruendo entre graznidos, gruñidos y alaridos, así que decidió trasladarlos al papel para acallarlos.

Mantiene un pacto con sus dibujos: ellos viven gracias a él y él vive de ellos. A causa de esta simbiosis, más de una veintena de libros ilustrados a sus espaldas dan la cara por él para atestiguar que lo suyo es vivir del cuento.

Ilustrador autodidacta, tonteólogo locurrente, experto en Zooilógia, soñador insomne, creador compulsivo. Juega con todo lo que tiene al alcance de su mano o de su boca.

Día a día, y alguna que otra noche, sigue perfeccionando formas espiraloides y rectiformes para mantenerse en forma sin perder las formas. La acuarela compite con el rotulador por tener un papel protagonista sobre sus cartulinas.

ilustrador@danielmonterogalan.com
http://www.danielmonterogalan.com/
http://blog.danielmonterogalan.com/

 

¿Quieres escucharlo en la voz de José?