Carmelo

Texto: Carlos Reviejo

Ilustración: Carmen García Arias

 

Esta historia que ahora os cuento

es la historia de un dragón

que además de inofensivo

tenía una gran afición.

 

Y es que leía y leía

leía de noche, leía de día

no paraba de leer

ni siquiera al mediodía

 

-¿Un dragón aficionado

a los libros y a la ciencia?

esto es un disparate,

esto colma mi paciencia

 

Y con cajas destempladas

y pocas contemplaciones

le expulsaron un buen día

del país de los dragones.

 

Fue recorriendo las calles

de la ciudad de Madrid

y en Españoleto 4

decidió quedarse allí

 

Allí se encontró a Pilar

que con dulzura le dijo

-No te preocupes, Carmelo

que yo te daré cobijo.

 

Y desde aquellos momentos

es cuidado con amor

por eso la librería

se llama El Dragón Lector

 

No le defraudéis amigos

leed con ganas y empeño

y así haréis que los dragones

habiten en vuestros sueños.

 

 

¿Quieres escucharlo en las voces de Pilar y José?